Rojo Esmeralda propone un proyecto multidisciplinario en torno al diseño y la experimentación textil en busca de productos innovadores.

Capturando la esencia de otro tiempo, desarrolla colecciones exclusivas y series limitadas para chicos.

Serigrafía y Sublimación son los recursos que Rojo Esmeralda utiliza para otorgar a sus géneros esa característica particular y distintiva de la marca: diseño, color, calidad y simplicidad.
La identidad de la marca deviene también de su inserción en la trama social a través de la vinculación productiva con talleres libres de puntadas esclavas, reforzando la idea de que el diseño puede generar productos bellos y, además, entrañar un proceso de cambio social